Declaración de principios

Declaración de principios del Colegio Popular para Mujeres, febrero del 2001.

El Colegio Popular para Mujeres quiere mejorar y profundizar la democracia. El punto de partida del colegio es que existe una opresión global hacía la mujer y que la discriminación contra la mujer está profundamente arraigada y existe en todos los niveles de la sociedad. Es necesario un cambio de sociedad. La meta del colegio es una sociedad democrática donde todas participen tanto en la esfera social como laboral en circunstancias iguales, tengan el sexo que tengan.

El Colegio Popular para Mujeres quiere aportar a la posibilidad de las mujeres para incidir y cambiar la sociedad. El colegio es un lugar de encuentros y un foro de discusión para mujeres con distintos antecedentes y experiencias de distintas partes del mundo.

El colegio debe luchar contra toda forma de opresión y segregación a través de salvaguardar la pluralidad independientemente de la etnicidad, clase, edad y sexualidad.

Al Colegio Popular para Mujeres le fue otorgada la independencia como un colegio solamente para mujeres. Por lo que los recursos del estado solo se pueden usar para actividades dirigidas a mujeres, para que por medio de la experiencia y condición de la mujer se desarrollen estrategias que promuevan el desarrollo individual y personal como un cambio de la sociedad. Se pueden realzar actividades dirigidas al hombre con otro financiamiento si se hace con cooperación de otra organización en la que exista una pronunciada perspectiva feminista.

Los grupos de mujeres que discuten, piensan y analizan su propia situación y la de otras mujeres es un buen método para aumentar la conciencia y los conocimientos de las estructuras de poder del sexo en la sociedad, liberar fuerza y crear espacios donde actuar el cambio. En el Colegio Popular para Mujeres las mujeres pueden interpretar, formular y desarrollar conocimientos teóricos del sexo partiendo de propias experiencias y en intercambio una con la otra, en la actual investigación de mujeres y el debate con la sociedad.

El colegio va a estimular el debate y la diferencia de opinión. Va a estar abierto para la renovación de formas de trabajo pedagógico. También mantendrá y desarrollará relaciones cercanas con los movimientos de mujeres en Suecia e internacionalmente, esto es una base. Las actividades del colegio tomaran en cuenta las necesidades e intereses de distintas mujeres. Una de estas necesidades es tener acceso a una buena guardería que al igual que el colegio estará basada en democracia, perspectiva de género y pluralidad.